Es un esfuerzo masivo que la Iglesia de Saddleback Comunity Church y todas aquellas que nos hemos unido a la Visón de alcanzar almas para Cristo, nos hemos unido para movilizar un billón de cristianos alrededor del mundo para atacar a los cinco gigantes. Estos son los cinco problemas que están afectando a billones de personas en el mundo.

VACÍO ESPIRITUAL

25 % de los pueblos no alcanzados siguen sin escuchar las Buenas Nuevas y nunca han escuchado el nombre de Jesús.

CARENCIA DE LIDERAZGO MORAL Y ESPIRITUAL

En la mayoría del mundo, lideres egoístas, corruptos ocupan puestos de autoridad donde abusan de su poder y lo usan solo para servirse a sí mismos, no para ayudar a los que más lo necesitan.

ENFERMEDAD

Tres mil millones de personas sufren enfermedades curables. Cuarenta millones de personas son VIH+/SIDA.

POBREZA

La mitad de la población del mundo vive con menos de $2.00 dólares al día.

ANALFABETISMO

La mitad de la población del mundo es analfabeta funcional.




Iglesia BETESDA - Casa de ADORACIÓN


Estos Cinco Gigantes salvajemente acaban con la vida de millones de personas en todo el mundo, trabajando juntos impidiendo que conozcan el amor de Dios y la gracia salvadora de Jesús, quien murió por cada uno de ellos, el único que les garantiza esperanza. No existe una organización ni gobierno que pueda efectivamente, erradicar estos gigantes. La única solución global exitosa es la Iglesia de Jesucristo.

Por tal razón nuestra Iglesia Ministerios Betesda nos hemos unido a la visión y a la misión de llevar este plan divino, no solamente local sino también a las demás naciones que necesiten la luz y el amor de Cristo Jesús.


Nuestra estrategia como iglesia es y será establecer y contextualizar todo el PLAN P.E.A.C.E. en nuestra área local de ministerio y también en todo el territorio nacional e internacional.

Proclamar reconciliación y plantar nuevas iglesias Para combatir el vació y la oscuridad espiritual. Y la manera que lo haremos es iniciando nuevas obras en las áreas de oscuridad y pobreza espiritual.
Equipar líderes siervos para combatir a un liderazgo egocéntrico.
Asistir a los pobres Para combatir la pobreza.
Cuidar a los enfermos para erradicar la enfermedad.
Educar a la próxima generación Para acabar con el analfabetismo.

El Plan de P.E.A.C.E. se trata de que nuestros miembros que son personas comunes y corrientes pero con el poder de Dios hagan algo que hará la diferencia, juntos donde quiera que Dios los envíe.

Jesús nos dio esta solución en el Gran Mandamiento y la Gran Comisión, Jesús dijo: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” Mateo 22: 37 - 38.

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo, Amén. Mateo 28: 19 - 20.






Estos gigantes serán combatidos de una manera sistemática

En nuestra área de Misión (iglesia local, Jerusalén), en la comunidades cercanas (Judea), y cruzando las barreras culturales (Samaria), y globalmente (en todo el mundo). Esto se hará llevando a cabo acciones dentro del Plan de Paz (P.E.A.C.E.) auto sustentable y reproducible.

¿Qué hace que al Plan P.E.A.C.E sea único?
La visión de P.E.A.C.E. es que cada creyente de nuestra congregación, discípulo de Cristo, se movilice para la gloria de Dios a nivel local y mundial.

image



Lo diferente del plan y su base metodología es como sigue:

DIRIGIDO CON PROPÓSITO

- Vivir los cinco propósitos bíblicos de manera personal y a través de los grupos péquenos y la iglesia.

- Tener un compromiso con el Gran Mandamiento y la Gran Comisión.

- Que Cada miembro “en-misión” implemente el Plan de P.E.A.C.E. en su vida. El Plan de P.E.A.C.E. es un movimiento de los miembros de la iglesia, diseñado para que el miembro normal y común pueda llevar a cabo una tarea que cambie su comunidad y al mundo. No hay suficientes médicos, maestros, y otros profesionales para derrotar a los cinco gigantes que confrontan al mundo. Todos pueden participar de maneta personal, local y global en los proyectos de P.E.A.C.E.

INVOLUCRAR A LOS GRUPOS PEQUEÑOS

- Cada grupo pequeño viviendo los cinco propósitos P.E.A.C.E. siendo la “misión”

- Métodos reproducibles y herramientas que todos pueden usar en lo grupos pequeños.

- El Plan de P.E.A.C.E. es una estrategia que involucra a los grupos pequeños de una manera dinámica para apoyo mutuo y corresponsabilidad. Jesús siempre envió a sus seguidores en equipos.

COMBATIR LOS GIGANTES GLOBALES

- Los cinco gigantes se combaten de manera integral.

- Los gigantes son atacados por un “ejército civil” conformado por los miembros de nuestra iglesia local.

- Dirigidos por el Espíritu Santo para la gloria de Dios a nivel local y mundial.

- El Plan de P.E.A.C.E. es una estrategia integral, que ataca los cinco problemas porque los mismos están entrelazados. Los gobiernos ignoran la dimensión espiritual, pero la iglesia ha sido llamada para preocuparse de todos los problemas y actuar.

REDES IGLESIA-A-IGLESIA

- De nuestra iglesia local a las iglesia locales del área de Misión.

- Creyentes equipando creyentes.

- La ayuda externa es intencional y a corto plazo, depende de los recursos disponibles en la cosecha y utiliza de igual manera los recursos del sitio. El Plan de P.E.A.C.E. es un movimiento de base con una estrategia de iglesia-a-iglesia, enlazando congregaciones alrededor del mundo para que juntos impactemos sus comunidades.

ENVIAR A NUESTROS MIEMBROS A TODO EL MUNDO

- El pensamiento exponencial es necesario.

- Enviar a los miembros es la responsabilidad de cada iglesia y cada creyente (en su Jerusalén, Judea, Samaria, y a todos los pueblos). Es nuestra responsabilidad como Cuerpo de Cristo de enviar a nuestros miembros a la comunidad local y la los pueblos no alcanzados (un enfoque de “misión”).

- El Plan de P.E.A.C.E. es nuestra estrategia Local y global. La meta es movilizar a cada creyente de nuestra iglesia a cada comunidad de nuestra área de misión y enviarlos a cada nación.